4.5.08

Reencuentro

¿Por qué te contemplo? ¿Por qué te acaricio con la mirada y el deseo? ¿Qué busco en ti? Te busco a ti. Ahora que sé que existes.
¿He de apresurarme para estar contigo una vez más? ¿Lo vuelvo a intentar?
Quiero sondear nuevamente tu interior y entenderte todavía más.
Fijamente, fijamente miro tus ojos, donde se reflejan los míos y la luz del firmamento.
¿Eso y nada más? ¿Habrá algo más? Ojalá haya algo más.
Y aprieto tu cuerpo contra el mío como si esperara abrirme una brecha con ese abrazo, directamente a otra esfera, a otra dimensión en la que quisiera vivir permanentemente.
Y me esfuerzo por hablar contigo con palabras y miradas más allá de mi palabra.
En las que todo es transparente, auténtico e irrepetible.
Hasta que exhausta me hundo una vez más en tu nada abisal, al menos aparentemente eso me transmites.
¿Por qué crees que lo nuestro es tan extraño? Sea lo que sea. Pase lo que pase. Ante todo amigos.
Con la vista mutuamente clavada en una última esperanza, ciega y desesperada.
Deseando que el mundo entero cambie a nuestro favor. Porque no hacer nada es dejar todo en manos del destino.

Créeme, esta afinidad es muy difícil de encontrar. Vivamos siempre los maravillosos instantes como si fueran los últimos. Sin esperar nada a cambio.

El beso de Klimt

45 comentarios:

montse dijo...

Un beso Marta.

Daniel García-Sala dijo...

Pues a disfrutarlo (el comentario es repe, pero...) :-) Un saludo.

Irreverens dijo...

¿Qué ha pasado aquí?
:)

Marta G.Brea dijo...

Montse, otro beso muy grande para ti. Os quiero!

Dani, ojalá fuese posible. Y créeme, es un placer leerte aunque yo también me repita diciéndotelo. Otro saludito!

Irre, ya ves... te vas de montañismo y mira lo que pasa... Es solo un poema con pinceladas autobiográficas. Ya vi a Adri en la cima del pico. Preciosa estampa. Me alegro mucho por vuestros días de lujo. A ver si nos vemos esta semana y nos cuentas...

BIQUIÑOS A LOS TRES!

Wilde dijo...

Te ha quedeado bordada Marta, que gran entrada!!!

Aunque yo no creo en esas cosas, primero porque el verdadero reencuentro está siempre dentro de nosotros, un día simplemente te encuentras en un espejo. Y ese será un gran momento, o el peor. Segundo porque nadie es imprescindible, utopías maravillosas, de esas que ayudan a vivir. Quizás necesarias no obstante.

bss,

Ad astra per aspera dijo...

un poema precioso, Marta! eres una poeta!

Duende dijo...

bufff, se sale....siempre hay que intentarlo si realmente es lo que se desea
pasate por mi blog,tienes un regalo

LoveSick dijo...

Búscalo, seguro que te está esperando...

estoy seguro...

winfried dijo...

Martica que bonito el poema!

Voy a tener que ir a la montaña con la Susis para inspirarnos..!

Jejeje

Bicos

Andrés dijo...

No tengo más opción que postrarme ante vós e inclinarme en mi más profunda admiración.

Miguel muñiz dijo...

Es muy bonito Marta...

Un beso

Eifonso Lagares dijo...

Hummmmm, que gran entrada.

¿Cambios?

Un beso muy grande

Marta G.Brea dijo...

Wil, en nuestras vidas hay muchos reencuentros, y el primero y más grandioso es desde luego con uno mismo. Yo me refería al reencuentro con otra persona, y especialmente con una en concreto, la que se ha convertido en imprescindible para ti (aunque pienses que nadie lo es), cuando ya sabes lo que quieres y lo que no. Yo necesito ilusionarme cada día, y también las utopías para seguir adelante, y aunque el término mismo ya describe lo inalcanzable, no siempre es así, porque estamos cambiando constantemente. Recuerda: nada es permanente a excepción del cambio. Por eso es tan importante subirte al tren, pase por tu lado o vayas a buscarlo, siempre te puedes bajar en cualquier momento. ¿Quién sabe si descubres que es tu tren, aunque sólo sea durante un tiempo? Al menos has viajado y disfrutado. El límite lo pones tú o el final que a todos nos llega. Es lo que yo creo y siento. Bss.

Ada, si te parece te llamaré así. Además siempre fuiste mi hada madrina, te acuerdas? Tú y alguien más sois los que mejor habéis entendido el poema. Infinitas gracias por estar siempre ahí! Por cierto, tendremos que contar algo sobre nuestra acampada en las Cíes, no?

Duende, estoy contigo, vale la pena intentarlo, y esperar. Y GRACIAS de corazón por otro magnífico regalo. Estupendas dedicatorias! Está bien eso de sentirse identificado con lo que escribe otra persona. A mí me pasa a menudo. Muchísimo ánimo!

LoveSick, ojalá fuese tan sencillo. Admiro tu seguridad. Y me alegra verte por aquí. Quizá nos veamos pronto (en Valencia!).

Win, cualquier lugar es ideal, lo único importante es la compañía, esa persona "insustituible".

Andrés, pero si el gran poeta (romántico) de la blogosfera es usted... Por Dios, levántese!

Meiguiño, otro besazo para ti! Por cierto, no me he olvidado de todo lo que te debo. No vemos en Santiago en dos semanas, eh?

Eifonso, gracias de verdad por pasarte y por todo. Efectivamente, estoy en fase de cambios. A veces es necesario que algo cambie para que todo siga igual, o no. Lo que será, será...

MUCHÍSIMAS GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS, ENRIQUECÉIS ESTE FARO Y A MÍ PERSONALMENTE.

BESOS A TODOS...

winfried dijo...

Wow Yummy,

Este ha sido un post que me ha gustado bastante, creo que es uno de mis favoritos!

Kisses

Laura dijo...

Hola Marta!
Aunque ya sabes que no suelo dejarte muchos comentarios en el blog (a pesar de que lo lea todos los días)quería felicitarte por esto tan bonito que has escrito, me has emocionado, la verdad. Yo no creo mucho en el amor pero sí creo que todo el mundo debería vivir al menos una vez en la vida un momento tan especial como el que describes en tu poema.
Gracias por escribir con el corazón y mucha suerte y toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa.
Bicos

Anónimo dijo...

Creo que no se trata de lo que uno quiere reencontrar ,más bien se trata de el límite que la realidad del otro nos impone .
Subirse al tren ? si pero a veces alguien decide bajarse antes de tiempo , entonces sentimos esa inevitable necesidad del reencuentro .Quizás una búsqueda desesperada de codigos privados que alguna vez fueron La Felicidad , creo que a veces se decide no decidir , divagar y ese divague hace que todo llegue al hastio todo se opaca y los trenes pasan ya vacios .
Encontrarse a uno mismo significa aceptar que todo cambia perderse de uno mismo significa aceptar ,que nada va a cambiar .

Marta G.Brea dijo...

Win, me alegro mucho! Soy de la opinión que los sentimientos son universales.

Lauri, gracias a ti, de verdad! Me alegra haberte emocionado y que comentes (siempre que te apetezca). Ya sabes que yo sí creo en el amor, y sospecho que tú también, sí sí. Y ojalá todo el mundo lo sintiera y disfrutara al menos una vez en la vida. Deseo lo mismo para ti, pero todavía no sé cómo acaba el poema...

Anónimo, interesante reflexión! Estoy contigo en lo de encontrarse y perderse. Siempre me pregunto, y más últimamente, dónde está el límite a la hora de llegar a un encuentro o reencuentro, sin forzar, ni agobiar, ni presionar... ¿Es cierto eso de que el que lo sigue lo consigue?

BICOS A LOS TRES!

Anónimo dijo...

Es cierto eso de que el que lo sigue lo consigue?
Yo creo que no se trata de seguir y conseguir , creo que se trata de que nos encuentren y si no nos encuentran pues hay alguien que se lo pierde , cuantas veces encendemos las velas de nuestros deseos le pedimos a la vida que tan solo nos de una oportunidad de reencuentro. Toma lo que viene y deja lo que se va no retengas a nada ni a nadie .

Luna Carmesi dijo...

Inmenso texto donde enlazas ese hermoso concepto de amistad a pesar de todo... No sé. Opinar es facil sin conocer todas las piezas del rompecabezas... Me permito gozar de tu escrito en silencio y mandarte un abrazo.

Anónimo dijo...

Inquietantes los reencuentros; parece que nunca llegan y, mientras los esperas, se te ha pasado un pedacito de vida. ¿Lo bueno? Que el tiempo lo has invertido en imaginarlo y la imaginación nunca defrauda. ¿Lo malo? Que si no has ido a por él sólo te quedará la sensación de haber sido un cobarde. El destino, al igual que nosotros, también necesita ayuda. Es maravilloso que alguien te encuentre, pero para que lo haga hay que asomar la cabeza y, si merece la pena, salir del escondite. Si no lo haces, no habrá valido la pena. Si no dejas que nadie te rescate, que nadie te encuentre, el único que se habrá perdido la experiencia será uno mismo. La vida está llena de emociones inexplicables que sólo pertenecen a los valientes. Lo fácil es cosa de cobardes. Salir del escondite con el corazón al descubierto significa arriesgarse a que te lo destrocen, pero si lo guardas bajo llave acabará destruyéndote él a ti por no dejarle vivir. Ojalá Marta tengas el reencuentro que esperas; al menos el que necesitas. Quizá no sea como lo has imaginado, quizá sea peor o puede que incluso mejor, pero seguro que te impulsará hacia adelante. Una vez allí lo verás todo con más perspectiva y entonces te darás cuenta de que habrá valido la pena ser honesta contigo misma y con tus sentimientos. Al fin y al cabo uno puede acabar llorando, puede acabar sufriendo, o puede acabar amando, pero nunca debería acabar defraudándose. Si lo hacemos nosotros, cómo vamos a pretender que alguien venga a recomponernos? Puede que al final no salgan las cosas como esperabas y entonces puede que llegues incluso a sentirte ridícula, humillada, pero cuando uno ama Marta, le regala a su corazón el mejor regalo (independientemente de que sea correspondido o no) porque sólo en ese estado uno es consciente de la capacidad que tiene para provocar una sonrisa inconsciente y una mirada brillante. Arriésgate. Sólo puedes ganar.

Anónimo dijo...

Hay hombres que saben vivir con esa cobardia

Irreverens dijo...

Hey, pasaba a saludar y a mandarte biquiños y abrazos, y eso.
:)

Tomas R dijo...

Marta, me parece precioso el poema que publicaste, pero me has dejado sin palabras (lo leí ayer y lo volví a leer hoy)...

Sólo puedo deducir, como se ha comentado, que hablas de alguien que ha vuelto a aparecer en tu vida y que estás en época de cambios.

Yo soy de la opinión que, sí, las metas hay que perseguirlas siempre, nunca se sabrá el resultado, pero merecerá la pena intentarlo, ¿no?

Y también que los sentimientos son universales, independientemente de creencias, culturas e idiomas.

Bicos.

Anónimo dijo...

La mejor parte de todo primer beso es la que conduce hasta él,ese momento previo a que los labios entren en contacto....es como un gran redoble....

Anónimo dijo...

Todo es muy díficil aparecer o desaparecer dejar que te encuentren o buscar al otro ,ayudar al destino o dejar que las cosas sucedan solas ,dejar partir lo que vino o retener lo que deseamos , ganar algo nuevo o perder lo viejo conocido ,se va la vida , se van los trenes en este divague . Ganamos ?perdemos ? nos exponemos ? hacemos daño a otro ? dejamos que nos hagan daño? entregamos nuestro corazón hasta que se convierta en hastio y cotideanidad y cuando queremos salir ya no se puede hay hipotecas que pagar el sentimiento prostituido por bienes materiales que hay que sostener , prostituido por apariencias que hay que sostener .
Que pena cuantos amores perdidos

Clara dijo...

Muy bien "anónimo". Dejar las cosas en manos del destino puede ser propio de personas vitalistas, pero también de cobardes. Las personas valientes intenar trazar su camino tomando decisiones, aun sin saber donde les llevarán. Y los que no pueden, por el motivo que sea, casi siempre muy respetable y comprensible, lo más honesto que pueden hacer es dejar que los valientes sigan su camino.

Un beso a ti, valiente...
y al resto de los fotoperiodistas de la terreta.

Marta G.Brea dijo...

Anónimo 1, estoy contigo, ¿pero existe el libre albedrío? ¿Podemos de alguna manera influir en lo que tanto deseamos? Ya sé que no puedes hacer que alguien se enamore de ti, que alguien te bese o te abrace porque tú lo deseas, es algo que también lo tiene que sentir la otra persona, porque lo lleva dentro. Creo además que las oportunidades también hay que buscarlas, porque no siempre vienen a ti.

Luna Carmesí, muchísimas gracias por pasarte por este faro y por todos tus comentarios. Otro fuerte abrazo!

Anónimo 2, me gustaría saber quién eres para darte las gracias personalmente y de corazón. No te puedes imaginar cuánto me reconfortan tus palabras. Y ya lo comentaba un poco más arriba, dejarlo todo en manos del destino quizá sea perderte grandes (re)encuentros. Yo ya sé por lo qué luchar, pero no sé cómo. Cada vez soy más consciente de que la vida pasa a una velocidad de vértigo, no hay marcha atrás, ni posibilidad de cambiar todas esas cosas en las que te equivocaste. Y al mismo tiempo no quiero despertarme un día con 80 años, o los que sea, y tener la sensación de que no hice lo suficiente por (re)encontrar a esa persona, la que ha robado mi mente y mi corazón para siempre. Y cada día que pasa, te das más cuenta, todo tiene un motivo... lo importante es conocerlo antes, no después. Porque además yo creo que sí se puede encontrar a alguien que te tienda la mano sin esperar nada a cambio. Yo al menos soy así, lo siento así, querer es aceptar al otro tal como es, incondicionalmente, y cuando eso ocurre y además es mutuo, es grandioso.

Anónimo 3, supongo que es lo más fácil, vivir así, pero también creo que a la larga quizá pase factura.

Irre, eres genial, siempre pendiente... Mañana nos vemos, eh? Tenemos mucho que contarnos! Biquiños y abrazos para ti también.

Tomás R, es lo que comentábamos antes, creo que hay que intentarlo siempre aunque salgas con el corazón destrozado. ¿Pero dónde está el límite, cuando dices ya he hecho todo lo que estaba en mi mano? Esa es mi gran duda!

Anónimo 4, es inolvidable, sí! Maravillosa descripción la tuya. Lo decía en otra entrada, sólo hay una fuerza motriz, el DESEO!!

Anónimo 5, cuántos amores perdidos... pero qué difícil salir de ahí, sobre todo cuando es uno el que tiene que dar el paso. ¿Por qué vivir, y especialmente amar, es a veces tan agotador, cuando debería ser todo lo contrario?

Clara, me alegra mucho verte por aquí! Muchísimas gracias por pasarte. Ojalá fuese cierto eso de que la suerte favorece a los valientes, sobre todo si la buscan. Espero que nos veamos pronto por Valencia.

DE NUEVO, OS AGRADEZCO DE CORAZÓN VUESTROS COMENTARIOS.

MUY BUENAS NOCHES A TODOS

Marta G.Brea dijo...

Con tu permiso Clara, otro BESO enorme al anónimo valiente, y por supuesto, al resto de los geniales fotoperiodistas valencianos.

Anónimo dijo...

Anónimo Pepa
Me duele la vida, a diario , he pensado muchas veces en ir yo en busca de ese reencuentro con todos mis miedos , con todas mis dudas con la incertidumbre de saber que quizás no se yo la elegida . A diario me pregunto si la otra persona sería capaz de venir a buscarme cambiar su realidad un instánte comprender que la vida son milésimos de segundos, me pregunto si todo parte de que sea yo quien vaya en busca del destino , que se yo quien desnude el corazón si todo depende de mi a él que le toca ? aceptar mi llegada ?mi deseo ? a caso su pasividad , sus silencios no son una respuesta ? no elegir tambien es una respuesta .

Miguel muñiz dijo...

Uff...esta entrada remueve mucho...querer,dejarte querer..sufrir..yo acabo de despedirme de alguien que me tenía retenido, espero que ahora pueda empezar a querer sin miedos y sin reservas, estoy deacuerdo con anonimo, el miedo nos impide vivir..hai que arriesgarse,mostrarse...

os deseo muchos encuentros...

Ad astra per aspera dijo...

pues hay que arriesgarse, siempre. sólo así estamos vivos!

Anónimo dijo...

"Él está sentado frente a su ventana , piensa en ella , piensa que debería llamarla o al menos escribirle , sabe que ella está a miles de kilometros de distancia e imagina su vida ,como serán sus días ,piensa que tendría que ir a buscarla , se pierde imaginando un reencuentro con ella mientras el día se va oscureciendo y la voz de su propia mujer con la que duerme y convive a diario le avisa que ya está la cena , por las noches el duerme mirando hacia otro lado el lado de la cama que lo lleva hasta ella " .
de Eduardo Mendoza
Hay tantos hombres retenidos oprimidos por sus deseos que no llegan mas que hacer de su vida una farsa y viven amargados

Clara dijo...

Claro que tienes mi permiso, Marta!
Y los fotoperiodistas valencianos no son tan geniales como tu dices y como ellos desearían; en verdad, en el fondo, son casi como las personas. Pero se les coge cariño. Sobretodo a algún oscuro y otro alemán que navegan por estos lares.

Plumilla patilarga.

Anónimo dijo...

Creo que la letra de esta canción puede ayudar

There isn’t time to tell you all you need to know
But I get as scared as any and I wish it wasn’t so

And I don’t like it
Any more than you do

But you’d better hold in spite of doubt
Left swinging to the right
Never lose what you found out
You can fight it if it doesn’t kill you
You can fight it if you want to fight...

We’re going to make a listing of all the things we don’t need
And then we will wean them slowly, all the fears we feed

And I don’t like it
Any more than you do
Not any more than you do

But you’d better hold in spite of doubt
Sense swinging out of sight
Never lose what you found out
You can fight it if it doesn’t kill you
But you’d better hold in spite of doubt
Left swinging to the right
Never lose what you found out
You can fight it if it doesn’t kill you
You can fight it if you want to fight...

perdón por no traducirla

Anónimo dijo...

borra los tres comentarios que sobran.
con uno es suficiente.
;-)

Anónimo dijo...

Pues el de Eduardo Mendoza me parece el ejemplo máximo del amargao pero suena muy a el típico hombre que esta en pareja y va de listillo por la vida topa con otra mujere se enamora y luego su propia cobardia hace que se quede con la mujer que le tiene lista la cena y la cama calentita y aunque ya no la ama le queda cómodo
Pienso igual que Marta que estas cosas pasan facturas y luego cuando van pasando los años te das cuenta que has sido un infeliz .
Acabo de dejar una relacion de 11 años , con cama calentita y la cena puesta fui en busca de mi reencuentro no sabía si iba a resultar aunque tenía un palpito fuerte , ella aún contestaba cada tanto a mis mensajes y me plantee ahi frente a su puerta .De esto ya hace un tiempo y para nada estoy arrpentido ojala Martiña que tengas tu reencuentro con final feliz te lo mereces tan solo por querer arriesgar .

Anónimo dijo...

Hola Marta, soy el anónimo 2. Al menos así me has bautizado tú. Me he perdido entre tanto anonimato. El amor es fantástico y se ha congregado todo dentro de esta última entrada tuya en el blog. Aquí está la respuesta. Detrás de todos estos anónimos nos encontramos los de un lado y los del otro: los valientes y los cobardes. Y lo curioso es que todos amamos.
Que dónde está el límite, que cuándo debes decirte 'Ya no puedo hacer más' y me rindo? Cada uno sabrá. El mío está cuando deja de merecerme la pena. Cuando un día te das cuenta de que a pesar de que para ti la otra persona significa mucho, tú nunca significarás lo mismo para ella. Definitivamente, la pasividad y los silencios son también una respuesta. Uno tiene que saber admitir la derrota, eso sí, para con el otro; en el amor uno siempre gana por el mero hecho de haber amado. Y si la otra persona puede vivir sin ti, sin tu sonrisa, sin tu mirada, sin tu compañía, sin tu amistad... Es que entonces la magia no era tal. El amor no es cobarde; las personas lo somos. Y si ignoramos lo que nuestro corazón nos dice, es porque nos habla bajito. A mí, por suerte, me grita cuando me despisto.
Amar sin esperar nada a cambio... Eso no existe. Nos enamoramos porque la otra persona es capaz de sacar lo mejor de nosotros, porque nos hace creer de nuevo en fantasías, porque nos da energía, porque nos hace sonreír, porque nos hace llorar, porque nos hace soñar, imaginar, porque nos hace fuertes y vulnerables al mismo tiempo, porque carga con la mitad de nuestras alegrías y nuestras penas sin que se lo pidamos, porque hace que nuestra capacidad de sorpresa sea infinita, porque no shace especiales, porque nos hace únicos, porque comparte con nosotros un único lenguaje irrepetible con el que hacer el amor... porque nos hace sentir. ¡Si eso no es esperar algo a cambio! El problema es que lo recibimos sin pedirlo y la otra persona lo da sin querer; porque sale así, a borbotones. Y cuando ya no lo recibimos. Entonces reclamamos volver a ser especiales para alguien. Todo tipo de amor surge porque es recíproco: tus amig@s, tus novi@s,tus padres... Nada está ganado; no se quiere porque sí. Se quiere por un millón de pequeños detalles que recibimos y regalamos. Y si la otra parte deja de dártelos. Tarde o temprano tú dejarás de regalárselos. Porque lo mejor del regalo es ver la cara de la persona que lo recibe. Si ya no hay ilusión, ya no tiene sentido.
Otra cosa es el respeto. Si alguien no quiere o no puede amarte como novi@, hay que respetarlo. Si no quiere amarte como amig@... entonces es que no merece la pena.
Ahora te diría mi nombre, pero me gusta Anónimo 2. Algún día te sorprenderás al saber quién soy. Tú, espero que consigas lo que buscas o al menos que luches hasta que deje de merecerte la pena; es el único modo de llegar a los 80 años, echar la vista atrás y no arrepentirse, sino enorgullecerse de las lágrimas. Eso querrá decir que has amado y entonces tu vida habrá merecido la pena. Un beso

Anónimo dijo...

son a anónima 40.302.
visitando blogs d coñecidos topei con este debate a corazón aberto. quizáis os estudos de mercado, os inversores da bolsa, os matemáticos eficientes estean enganados e o bastión de mando non pertenza nin ao poder nin ao diñeiro nin ao prestixio, senón a algo tan incontrolable coma o amor (dios había meses que non escribía esta palabra!). psiquiatras, tarotistas, antidepresivos, meetic, match.com rebosan de clientela quebrada por desamor. leonard cohen m acompaña hai algún tempo: mi reputación de mujeriego era un chiste q m hizo reir con amargura las 10000 noches q pasé solo (...) pero como d costumbre aquí no hay nadie, nunca hay nadie. algunhas vivimos con tanto medo ao engano, ao abandono, q só nos acompañamos d mundos d artificio agardando q alguén teña huevos de arredarnos dsta soidade. mentres, o tpo pasa e non regresa...
violemos o correcto e arrisquemos... saúdos

Marta G.Brea dijo...

Anónimo Pepa, no elegir también es una elección. Espero que cada vez te duela menos la vida.

Miguelín, eres un valiente! Algún día encontrarás lo que buscas o te llegará sin darte cuenta. Nos vemos prontito... Extremoduro nos espera.

Ada, no existe algo más arriesgado que no arriesgarse. Pero qué difícil dar el paso y alcanzar la gloria por esa vía cuando todavía no hay certezas.

Anónimo 6, brillante microrrelato, que viven tanto hombres como mujeres. La amargura procede casi siempre de un sentimiento frustrante, cuando la persona con la que estás ya no te descubre el sabor dulce de la vida, cuando te conformas con lo que tienes y eso mismo no te hace feliz. Supongo que hay que tenerlo muy claro para salir de ahí, o no tan claro, simplemente salir y verlo todo desde otra perspectiva.

Clara, gracias de nuevo! A ti sí que se te echa de menos por estos lares, como últimamente al oscuro genial, que espero que cada día sea más claro y menos oscuro. Ojalá volváis pronto los dos, además el alemán lo necesita, ya nadie le pica como antes, era divertido.

Anónimo 7, mil gracias por la canción de The Posies. Me quedo con Never lose what you found out y You can fight it if you want to fight... Intentaré aplicármelo.

Anónimo 8,, gracias de verdad por tus deseos, todos nos merecemos ser felices ya por el solo hecho de vivir, y estar a gusto con uno mismo. Tú eres otro valiente. Muchísima suerte!

Anónimo 2, me has dejado de nuevo sin palabras. Creo que haré lo mismo que tú, pues estoy algo perdida, me rendiré cuando ya no valga la pena o por fin me dé cuenta de la triste realidad. Yo también creo que en el amor siempre se gana, tanto si amas como si eres amado, y mucho más ambas juntas. Para mí amar sin esperar nada a cambio es amar sin condiciones, aceptando a la otra persona tal como es, sin pretender cambiarla, eso es AMAR de verdad. Yo no sé amar de otra forma, no me valen otras formas de amar. Espero que algún día me digas quién eres y poder darte un fuerte abrazo. Infinitas gracias de nuevo por tus comentarios y otro beso enorme.

Anónima 40.302, sinceramente creo que la vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. Saludos para ti también.

ESTUPENDAS REFLEXIONES LAS QUE ESTÁIS APORTANDO CON VUESTROS COMENTARIOS. OS ESTOY MUY AGRADECIDA.

PASAD TODOS UN BUEN FIN DE SEMANA.

EL DEBATE DESDE LUEGO SIGUE ABIERTO...

Anónimo dijo...

Yo creo que no se trata de cobardía algunos amantes subestimamos el inmenso poder que hay detrás de la comodidad del dia a dia.
Solemos pensar que el otro es cobarde que es egoista que no deja a su mujer, que juega a dos puntas ,la comodidad es uno poder y muchos estan sometidos a él .En las parejas siempre hay pactos subconscientes , recuerdo un amante que tuve al que le pregunte ¿ tu mujer que dice ? no se ha dado cuenta que hace un año que estamos juntos y él respondió
mientras me deje ser infiel , pues en esa frase me di cuenta el pacto que guardan las parejas .En algún lugar la otra persona lo sabe lo presiente y lo que hace es negarlo para no ver . Creo que Todo parte de elegir , yo puedo elegir a mi pareja ,al cabo de unos años los dos cambiamos y ya no es lo que era , pues entonces vuelvo a elegir si me quedo y arreglo las cosas o bien elijo otra situación permanentemente estamos elijiendo y al que se le pasan los años dudano ,es al que se le va la vida , el que empieza a ser emdiocre en su trabajo , con los amigos y con él mismo Por cierto , al final aquel amante lo deje por otro hombre que hoy es mi actual pareja .

Marta G.Brea dijo...

Anónimo, creo que al final todo se resume en ser honestos con nosotros mismos y con los demás.

Es descorazonador cuando ves que la otra persona no acepta ni se adapta, no da su brazo a torcer. Cuando ves que ha perdido la capacidad de sorprenderse y sorprender, de reír y llorar. Posiblemente, ya no volverá a sufrir... y sin embargo yo daría cualquier cosa por volver a sentirlo. Y lo más curioso, ya no sabes qué es... pero lo añoras. Hasta que un día quizá dejes de hacerlo.

Feliz día!

Anónimo dijo...

A todos los que en este momento estais pensando en los reencuentros, a todos los que doblais la cabeza en la almohada buscando como dice Eduardo Mendoza el lugar que te lleve hasta ella , a todos los que teneis un beso pendiente , una charla , un abrazo , a todos los que teneís pendientes el festejo de los cuerpos el goce con aquella persona soñada que hace que nos podamos sentir más hombres , más mujeres
Para todos los que estais pensando ,la llamo o no la llamo cruzo la frontera, esa que sabemos que cambiará nuestro destino os recomiendo que lo hagais espero que a nadie le pase lo que a mi ,que después de mucho pensar me he visto poniendo flores en su tumba y nunca llegué a decirle lo mucho que la amaba lo mucho que habia soñado con ella lo que la necesitaba , un dia al cruzar la calle se la llevo la muerte para siempre .
Ojalá que nunca nadie tenga que vivir con ese dolor de no haber podido abrir el pecho y entregar su corazón a quien verdaderamente amaba.
Soy cobarde lo se y tendre que vivir con ello ,como tambien tendre que vivir doblando la cara en la almohada para seguir soñando con ella porque no me animo dejar esa casa ni a la mujer que tengo ni perder la comodidad que tengo .Por ello pago un precio muy alto lo se .La vida me pasará facturas ? tambien lo se y ya las estoy pagando porque vivo en un vacio permanente no le encuentro sentido a casi nada .Por eso reencontrarse es lo más saludable lo mas humano despues ya se vera.Suerte Martiña , y si veis una cruz en la carretera con un ramo de flores es un sueño que nunca se llego a cumplir

Ana dijo...

Vaya con los anónimos!!! jajajaaja!!
Preciosa entrada Marta, que me remueve más de lo que desearía!! Yo creo que los encuentros ocurren, no se buscan y hay un reconocimiento, que si es mutuo, PREMIO!! Un reconocimiento más allá del razonamiento, más allá de cualquier lógica. A veces surgen dificultades, separaciones, conflictos, propios de nuestra condición humana, que se superan si el amor es auténtico. Y eso ocurre tanto a nivel de pareja como de amistad. Creo en una mezcla de destino y de libre albedrío: cuando los dos coinciden, se produce el milagro. Como dicen en las runas, no somos hacedores, sino decididores.
Un beso y disfrútalo!!

Marta G.Brea dijo...

Anónimo, decidir seguir como estás es igual de respetable como lo contrario. Cada persona es un mundo, y las motivaciones que nos mueven son muy personales. Lamento que la hayas perdido, pero nunca pierdas la ilusión, la vida da mil vueltas, especialmente cuando menos te lo esperas. SUERTE para ti también!

Ana, mil gracias por tus siempre acertados comentarios, ahí está la clave de todo, el reconocimiento y sentimiento mutuos. Tendemos a pensar que ir en contra de la corriente además de agotador no conduce a nada. Pero es que muchas veces es la única forma de asegurarte que has hecho todo lo que estaba en tu mano. Yo también creo en ese milagro, que a veces se busca y otras se encuentra o te encuentra, pero existe, eso es lo que más importa.

UN FUERTE ABRAZO A LOS DOS

Ara dijo...

Maravilloso lo que has escrito, me has emocionado. Y desde la emoción te digo que creo que los reencuentros son pequeñas dosis de un fármaco maravilloso que nos devuelve a algun momento o lugar que ahora se nos antoja ideal. El recuerdo es revoltoso y selecciona a veces una complicidad irrepetible. Es un volver a casa, un oler a algo familiar, es amar de nuevo lo amado. ¿ Quién no se tiraría desde la misma roca al mar en su rincón preferido? Lo haremos aunque sepamos que el océano siempre devuelve, tal vez a otra orilla, tal vez nos golpee contra el acantilado, pero esa inmersión será única e intransferible.
Gracias por tus hermosas palabras.
Saludos